Los robots heredarán la tierra

Es la segunda vez que cambio la configuración del captcha del sitio para evitar que los robots llenen de spam el weblog. Y es la segunda vez que fracaso.

Durante mucho tiempo tuve desactivados los comentarios anónimos precisamente por este problema. Pero no es una buena opción: somos perezosos, y si para poner un comentario casual tenemos que darnos de alta, no lo ponemos. No tenemos tantas ganas de dar nuestra opinión como para eso. Así que hace unos meses volví a activar los comentarios anónimos, pero esta vez instalé el módulo de captcha de Drupal para que quien quisiera poner un comentario tuviera que pasar una prueba: "descifrar" un texto alterado o resolver una operación matemática. Ésa es la forma de comprobar que sólo humanos poneniendo comentarios.

Viendo el resultado, parece que hay muchos humanos que se dedican a poner comentarios de spam en mi weblog. Trabajan duro esos muchachos: ponen muchos mensajes de golpe, con varios enlaces a webs que no me he dignado visitar pero intuyo poco fiables. Mi teoría personal es que son inmigrantes ilegales asiáticos que tienen encerrados en jaulas, con sólo una pantalla de ordenador, un teclado, y un cuenco para el arroz. Los mantienen en habitaciones con las luces siempre encendidas, para que no se duerman.

La otra opción es que los robots creados por los spammers sepan aritmética básica y también leer textos distorsionados. De ahí a la inteligencia hay un paso. Es hora de preparar el refugio, las latas de conservas y las armas.

Bromas aparte, ahora no sé muy bien qué hacer. Había pensado "congelar" el Drupal de Retrincos para poner Wordpress, pero no sé si el captcha de Wordpress también será vulnerable a la pseudo-inteligencia de los robots de spammers.

De momento no barajo la opción de quitar los comentarios anónimos, pero sí instalar algún módulo de los que permiten autenticación con OpenID, login de Google o algo así. Ya veremos.

"La hora del dragón"

Más entretenimiento literario gracias al Kindle y a ManyBooks.net. Esta vez, The hour of the dragon ("La hora del dragón"), novela de Robert E. Howard protagonizada por el infame Conan.

Podría estar horas y horas hablando de él (y casi lo hago: he borrado cuatro párrafos que llevaba escritos sobre eso), pero todos conocemos al personaje lo bastante como para no tener que hacer presentaciones. Así que vamos al tema: la novela que da título a este post.

En el tiempo en que transcurre, Conan ya es rey de Aquilonia, como le habían profetizado. Atrás quedan sus años de mercenario, ladrón, pirata y aventurero en general. Es un rey querido, que arrebató el trono a un tirano que estaba oprimiendo al reino. Pero eso no significa que no tenga enemigos que conspiran para quitarle la corona: al comienzo de la novela se ve a cuatro de ellos, que para vencer al cimmerio resucitan a Xaltotun, un poderoso hechicero muerto miles de años antes. La resurrección, conseguida gracias a una joya mágica llamada "Corazón de Ahriman", acarreará consecuencias más terribles que las que los conspiradores planeaban. Y hasta ahí puedo leer sin estropearles el relato.

Me ha gustado mucho. Pero hay que leerlo con cierta tolerancia y buena voluntad, porque hay aspectos del personaje y el autor un tanto controvertidos, extraños y/o políticamente incorrectos. En concreto:

  • Conan siempre es masivo, gigante, musculoso, varonil, fuerte, rápido, ágil, silencioso, etc. Como Chuck Norris, pero sin barba y con taparrabos. A veces, Conan es tan poco humano que resulta cómico.
  • Todas las mujeres de la novela son mujeres florero: aunque pueden influir más o menos en la historia, todas son bellas, van vestidas con muy poca ropa, son incapaces de defenderse y se sienten atraídas por Conan por una u otra razón.
  • Howard tiene algún tipo de obsesión con los ofidios. Abundan las serpientes, los monstruos con aspecto de serpiente, los adoradores de serpientes, etc. También hay un dios serpiente, Set. Yo apuesto por un trauma infantil.
  • No hay problema, por difícil que sea, que no se pueda solucionar con un buen golpe de espada y mucho derramamiento de sangre.
  • Las razas de piel oscura no salen tan mal paradas como en otros autores de la época, pero son siempre personajes secundarios. Suelen ser enemigos o siervos de Conan. Como mucho, aliados, pero tratados con paternalismo, como si no supieran qué hacer sin él.

Y repito: me ha gustado mucho. Una vez que pasas por alto estos problemas, se convierte en literatura de aventuras de lo mejorcito. Es como tener quince años otra vez. El ritmo es trepidante, sin dejar hueco a la reflexión. Los personajes, aunque no sean muy elaborados, hacen bien su papel de comparsas del bárbaro.

Hay que hacer un punto y aparte para la magia. La magia es algo serio y oscuro en el universo de Conan. Los que la practican están siempre al borde de la locura o la muerte (quizás al mismo tiempo). Juegan con fuerzas peligrosas, para ellos y para los demás. Raistlin es una cheerleader al lado de estos magos. Orastes, uno de los conspiradores, es un buen ejemplo.

Como el copyright ya ha expirado, pueden leer el libro gratis descargándoselo de su página en ManyBooks.net (entre otras, supongo; ésta es la que conozco yo). Son 206 páginas, unas pocas horas de lectura. Imprescindible para todos los fans de la literatura de fantasía.

"She"

Tener un Kindle tiene muchas ventajas. Una de ellas, que hay eBooks gratuitos que puedes leer sin tener que pagar. El último que he leído se titula She: "Ella".

El libro es una historia de amor y venganza. El narrador transcribe la información que le ha enviado uno de los protagonistas sobre un viaje hecho a África siguiendo unas pistas milenarias, transmitidas de generación en generación hasta llegar a otro de los protagonistas. Las pistas les llevan a descubrir el olvidado y perdido reino de Kôr, sus habitantes y su reina, Ayesha; o como le llaman sus súbditos, "Ella-la-que-debe-ser-obedecida" (She-who-must-be-obeyed), o simplemente "Ella" (de ahí el título, She): una mujer blanca, bella e inmortal.

Dos cosas me llamaron la atención de este libro:

  • El tono es típico de los libros británicos de esta época. Los protagonistas son gentlemen ingleses, que estudiaron en Oxford, de gran cultura y educación. Hablan de su criado con paternalismo, y son abundantes las referencias a "su clase". Nunca hay maltrato ni desprecio, pero queda claro que los protagonistas son conscientes de su pertenencia a una clase superior.
  • No puedo dar muchos detalles sin spoilers, pero hay una escena en la que Ayesha le explica a Holly (uno de los protagonistas) cómo puede "ver a distancia", y en ella me recordó muchísimo a Galadriel. Teniendo en cuenta que el libro es del 1887 y fue muy popular, no sería descabellado pensar que Tolkien se inspiró algo en ella para su personaje. Food for thought.

El autor de She es Henry Rider Taggart, autor de otros relatos ambientados en África. Su personaje más famoso es Allan Quatermain, de Las minas del rey Salomón (y "revisitado" para La liga de los caballeros extraordinarios). Más información en Wikipedia.

"Embelyon"

Gracias a uno de mis compañeros de trabajo he descubierto un pequeño gran juego de rol: Embelyon.

Copio y pego del post con el anuncio:


Embelyon es juego de rol de fantasía medieval en la línea de los viejos clásicos de espada y brujería, que ahora se publica en una nueva edición revisada y ampliada.

Embelyon está basado en Microlite D20. Son 50 páginas con reglas, historia del mundo, estadísticas y una aventura para jugar.

Estos días es la feria del cómic en Coruña, y pude comprar un ejemplar de este juego. Es precioso. Cualquiera al que le gusten los juegos de rol habrá sentido alguna vez lo mismo que sentí yo cuando vi el manual: una necesidad de tocarlo, leerlo, ver sus ilustraciones, probarlo. A pesar de ser "sólo" varias páginas imprimidas en A3 (en papel de 100g) y grapadas, tipo fanzine de lujo, el maquetado es una maravilla, como cualquier juego de rol comercial (y mejor que muchos que he visto). Es bonito aunque sólo sea para tenerlo junto al resto de manuales.

Me costó sólo 5€ y con él venía la pantalla del master y una chapa de regalo. Quería la de Orc Slayer, pero se habían agotado (es lo que tiene el buen gusto, siempre se escoge lo más caro o lo que antes se acaba). Al final me quedé con una de Spell User, que era la segunda candidata.

No conocía el blog del autor (Álvaro López), Jardín Atómico, pero sí el del autor de la aventura y revisor (Roberto Díez), Frankenrol. No tenía ni idea de que fuera de aquí al lado. Lo había encontrado en un par de búsquedas de Google, y me había gustado. Roberto es también el autor de otro blog, Leviatrén, de ambientación post-apocalíptica, glacial y steampunk.

Hay algo que me ha gustado por encima de la maquetación o el contenido de Embelyon: se nota que ha sido hecho con mucho cariño. Quizás me lo parece a mí porque he intentado hacer algo parecido otras veces, y sé lo difícil que es y el tiempo que lleva. El manual son 50 páginas, pero estoy seguro de que detrás de ellas hay muchas más: apuntes, ideas, cálculos e historias que nunca verán la luz. Embelyon es la destilación de todo un proceso creativo (en cierto modo, una obsesión) que no puede entender quien no haya estado en una situación similar.

Hay una ambientación que tenía aparcada por ahí, y que tras ver el manual de Embelyon quizás intente revivir. Si ocurre, sabrán algo más por aquí.

ACTUALIZACIÓN: los autores han puesto el PDF disponible para descargar. Todo el contenido sin ningún árbol como víctima, aquí.

Sueños de libertad

A veces, a uno le gustaría rebelarse y hacer tonterías. Romper las reglas. No guardar las formas. Hacer algo inesperado. Soy consciente de su futilidad, pero no puedo evitar pensar así. Es como pasar la vida atado por una cadena que sabemos buena y conveniente, que evita que nos perdamos, y no poder evitar pensar en romperla y tirarla al río.

Por ejemplo: imaginemos que estoy escribiendo un artículo. Todo es bastante serio y predecible. "Si pinchamos en el botón de 'Nuevo', abriremos un nuevo documento". Aburrido. Es lo que toca, claro, al fin y al cabo el objetivo de un artículo es informar. Pero de vez en cuando me gustaría cambiarlo y poner algo ... distinto.

"Si pinchamos en el botón de 'Nuevo', una puerta interdimensional se abrirá en su armario, y será absorbido por él junto con todos los muebles de su habitación, su ordenador y su gato. Aparecerá en una dimensión alternativa, reencarnado en piedra de color verde."

"Si pinchamos en el botón de 'Nuevo', el mundo será devorado por un ente hiperestelar de dimensiones galácticas, y su alma será desgarrada en jirones y arrojada al limbo cruel y frío del vacío. Game Over. El mundo renacerá de las cenizas del antiguo, más limpio y agradable, y una nueva raza de seres cuasi-inteligentes repoblará la Tierra."

"Si pinchamos en el botón de 'Nuevo', usted desaparecerá en medio de una nube de humo y un nuevo usuario aparecerá delante del ordenador. Poof."

"Si pinchamos en el botón de 'Nuevo', no pasará nada. Algún programador perezoso ha olvidado implementar esa funcionalidad. Vagos, que son unos vagos. Malditos programadores. Siempre dando trabajo."

Lo siento. Lo necesitaba.

Syndicate content