Más té

Hace casi un año les hablé de mi descubrimiento del té Earl Grey. Tras todo este tiempo he probado unos cuántos más, pero mi favorito y el que me enganchó al té fue el Chai indio.

Vean el enlace para más información. En resumen, es un té espeso, con leche, muchas especias y mucho azúcar. Sabe muy dulce y es muy aromático. Hay múltiples recetas ligeramente diferentes, que varían sobre todo en las especias usadas y su cantidad.

Pero todas tienen algo en común: dan bastante trabajo. Y yo soy muy vago. Algunas de las especias que se usan son comunes y se pueden comprar en el Froiz/Gadis/Día más cercano: canela en rama, pimienta (en granos "gordos") o clavo. Pero otras son más difíciles de encontrar: gengibre y cardamomo, por ejemplo. Lo que hago, para evitar esfuerzos, es un "medio Chai": uso "Earl Grey" como té y echo sólo las especias que tengo a mano. Está bueno, y especialmente me gusta el sabor que le da el clavo a la mezcla.

Hay otro punto importante: a mí me gusta mucho el Chai, pero hay que recordar que sigue teniendo té, y el té tiene cafeína. Una de las primeras veces que probé el Chai, estaba tan bueno y tomé tanto que luego me daban taquicardias. Me gustaría decir que las soporté sin problemas y al día siguiente me reí mucho cuando lo conté, pero no fue así: pasé una noche horrible y apenas dormí. Tuve que tomar un par de tilas para que mi corazón recuperara el ritmo normal.

Hoy probé a usar Rooibos en lugar de té para la mezcla, y el resultado ha sido satisfactorio. Creo que lo importante es, con té o sin té, echar mucho azúcar (tres cucharadas y media para una taza individual, en mi caso). Según Wikipedia, eso "despierta" el sabor de las especias. La pena es que el Rooibos que tengo yo es en bolsitas, y seguramente en hojas sueltas sabe mejor.

Así que mi próximo objetivo será seguir esta línea de investigación. Y espero obtener al final una bebida tan rica como el Chai, pero sin los efectos negativos de la cafeína.