"La isla de Odín" y "El zorro ártico"

Aprovechando que ya estamos otra vez online, voy a hablarles de los dos últimos libros que he leído: "El zorro ártico", de Sjón (pseudónimo de Sigurjón Birgir Sigurðsson, autor islandés) y "La isla de Odín", de Janne Teller (autora danesa).

Antes de nada, aclaro que compré los dos libros en un arrebato, porque los vi en un anuncio de Casa del Libro y me parecieron interesantes. Ya entenderán por qué digo esto.

El zorro ártico lo leí en dos horas, en la playa. Y no lo entendí. Cuenta, de forma enrevesada ... bueno, no sé muy bien qué cuenta. Por un lado está un sacerdote que está cazando a un zorro; por otro, un ¿herbolario? que adopta a una chica deficiente, que muere y luego resulta ser la hija del sacerdote, que tenía una vida pasada oculta. Sí, les he reventado el libro, y ya pueden agradecérmelo.

El autor del libro tiene el pseudónimo de Sjón, sacado de su nombre (Sigurjón); que resulta que significa "visión". Un pseudónimo sin pretensiones, vaya. Si hubiera tenido algo de cabeza y hubiera buscado información sobre el señor éste antes de comprar el libro (por ejemplo, aquí), hubiera visto que es famoso por ser letrista de Björk. Eso debería haberme servido de advertencia.

El libro (título original: Skugga-Baldur, una criatura mítica islandesa mezcla de gato y zorro) ganó un premio de literatura en el 2005. A mí no me gustó. Quizás a ustedes sí.

La isla de Odín me llevó bastante más tiempo. Es un libro de tamaño "estándar", unas 500 páginas. La premisa es ésta: un pequeño anciano aterriza por error en una isla situada en el estrecho entre los países del Norte Nórdico y el Sur Nórdico, de larga y cruenta historia común. El anciano, de nombre Odín, sale de la isla y llega al Sur Nórdico buscando un veterinario que arregle la pata de su yegua voladora Rigmarole. Pero su llegada y la imposibilidad de identificarlo a él o a la isla de la que ha salido está a punto de desatar la guerra entre ambos países, aparte de causar mucho revuelo político y religioso. Hay abundante crítica social disfrazada de sátira, y la inevitable historia de amor medio increíble (por ridícula; pero como soy hombre, no tengo sensibilidad y seguro que mi opinión no cuenta).

El libro está bien. Es entretenido. Uno llega al final con la esperanza de que pase algo increíble y se le revele el misterio de por qué nadie conoce la isla de Odín o quién es Odín de verdad (algo que, si les digo que es tuerto, ustedes adivinarán); pero me quedé un poco insatisfecho con el resultado. No estalla ninguna Estrella de la Muerte ni se descubre lo que es Matrix, por usar términos cinematográficos.

En general: bah. Psé psé. Un 6.5 de puntuación: llena tiempo pero no deja huella. Encaja más como libro infantil, para niños de 8 a 15 años: está bien escrito, los personajes son fáciles de entender (no hay mucha introspección ni profundidad en ninguno de ellos) y la historia tiene miga.

La autora es Janne Teller, danesa. Por lo que veo en su web, el libro refleja la situación actual de escandinavia. Supongo que, entonces, el "Sur Nórdico" es Dinamarca y el "Norte Nórdico" es Suecia. Seguro que, conociendo más la historia de ambos sitios, tiene más gracia.

Y de momento no hay más. Estoy leyendo un tocho sobre quiénes fueron los indoeuropeos originales (In search of the Indo-Europeans, de J. P. Mallory), un tanto coñazo pero interesante por momentos, y también The lord of the flies, de William Golding, un clásico de la literatura anglosajona. Cuando los acabe verán una review aquí.

Una sencilla aclaración acerca de la "La Isla de Odín"

Simplemente quiero decir que el Sur Nórdico no es Dinamarca como lo menciona xouba,tampoco el Norte Nórdico es Suecia. Este problemita sólo requiere un poco de lógica y cultura general. Para empezar el Sur Nórdico es Suecia, es por eso que en el idioma sueco su país se llama Sverige. Y para el Norte Nórdico es Noruega, que en noruego su país se llama Norge. Es bastante obvio no? Siempre hubo guerras entre estos dos paises, y por muy pequeña que parezca Dinamarca, Suecia y Noruega siempre estuvieron bajo el yugo de los daneses. Estas guerras se debeiron porque los daneses unificaron la península escandinava en lo que se llamó la Unión de Kalmar y no era extraño que existieran ocasionalmente disputas con el afán de deshacer dicha unión y que Suecia y Noruega fueran libres. Eso es todo.