"Saga", de Tonino Benacquista

Si se junta a cuatro guionistas/escritores fracasados, de orígenes variopintos, y se les da la ocasión de hacer una serie de TV con total libertad ... ¿qué pasaría? Ésa es la premisa de Saga, de un escritor francés completamente desconocido para mí hasta ahora llamado Tonino Benacquista.

El libro trata de cómo encajan esas cuatro personalidades, qué producto resulta de su combinación artística y qué (inesperadas) repercusiones tiene sobre la sociedad francesa. Y entre medias, como decían en "Parque Jurásico", la vida se abre camino: cada guionista tiene su vida y sus planes, que no dejan de ocurrir porque se encierren en una habitación a hilar las vidas de los personajes de "Saga", que es el nombre de la serie que crean.

Los cuatro guionistas son:

  • Un guionista mayor que tuvo sus días de glorias hace treinta años
  • Una escritora de novelas de amor traicionada por su editor
  • Un guionista de películas de acción al que le han robado lo que podría haber sido su gran éxito
  • Un guionista novel para el que "Saga" es su primer proyecto importante

La novela está contada en clave de humor, escrita de forma sencilla pero salpicada de toques líricos ("dos sombras brindaban con champán") y reflexiones, con la voz de los personajes, sobre la vida y el mundo de la TV y el cine. Hay referencias frecuentes a programas de TV y películas famosas, algunas (la de Ingmar Bergman) insertadas de forma muy graciosa. Es un libro divertido, no demasiado largo (sobre las 300 páginas) y con un final sorprendente ... aunque tampoco me gustó demasiado. Yo hubiera acabado el libro un poco antes: el último capítulo me parecía innecesario. Te saca un poco de todo el mundillo de la TV y el cine en el que te había metido desde el principio.

Por lo demás, los personajes son entrañables y se los "cala" rápido. Todo el libro está contado desde el punto de vista del guionista novel, que es el nexo de unión de los demás. Es una persona joven y con problemas de pareja, obsesionada por su trabajo y con ganas de comerse el mundo. Cae bien desde el principio, lo que es una gran ayuda a la hora de seguir leyendo.

Muy recomendable. No sé cómo de fácil será de conseguir (a mí me lo dejaron), pero merece la pena buscarlo.