Arroz frito con huevos

Hoy mi hermana trabajaba, y yo no, así que me tocó cocinar. Como es domingo, y no tenía muchas cosas en la nevera, hice lo que hubiera hecho cualquiera en mi situación: buscar en Google alguna receta fácil y rápida que hacer con arroz y huevos. Y una de las cosas que salió fue egg fried rice. O sea, arroz frito con huevos. Aquí se dice algo más sobre el plato.

La receta es sencilla, y aquí les pongo (en plan fuzzy) lo que hace falta:

  • Un par de manzanas.
  • Un trocito de chocolate.
  • Algo de ajo (según lo fuerte que guste la comida a los comensales).
  • Algo de aceite. De oliva mejor, pero yo usé aceito de girasol y todavía estoy aquí.
  • Cantidad de arroz suficiente. Depende mucho de la gente que va a comer, también. Para mi hermana y yo eché un vaso y medio, y todavía sobró un poco. Pero claro, nosotros somos de Lugo. Para otra gente, llegará con un vaso o algo menos.
  • Tener huevos (lo siento, no pude resistirme al chiste fácil). Yo usé tres, a huevo y medio por persona.
  • En la receta original también se indican guisantes, pero yo no tenía. Apúntenselo si van a probar ustedes.

Lo primero que hay que hacer es comerse el trocito de chocolate, para que sirva de kickstart y ayude a espabilarse lo suficiente como para levantarse de delante del ordenador y empezar a cocinar. Luego haremos recopilación de ingredientes, que colocaremos en la encimera para tener bien a mano.

Una vez preparados los ingredientes, empieza la tarea real de cocinar. Hacer el arroz es fácil: se hierve agua, se echa el arroz, se revuelve de vez en cuando, y cuando esté hecho, se escurre y se saca de la pota (o "cacerola", para los no gallegos). Todo muy fácil. Si tienen dificultades con este paso, lo van a flipar luego. Pero bueno, ustedes mismos, quien avisa no es traidor.

Como hacer el arroz lleva un rato, y porque hemos esperado al último momento (cerca de las tres del mediodía) para empezar, seguramente nos entre el hambre. Aquí es donde hay que comerse la primera manzana, que tendrá el efecto de saciar lo suficiente nuestra hambre como para no estar picando mientras se hace la comida y que luego no podamos ingerir la masiva cantidad de arroz que estamos cocinando. También es el momento de coger los huevos (los de la encimera) y batirlos, picar el ajo, y si vamos a echarle alguna otra cosa al arroz (trozos de carne, verduras, guindillas, drogas, o lo que sea), también podemos aprovechar la tardanza del arroz para prepararlas.

Muy bien, ahora ya tenemos hecho el arroz. ¿Qué viene a continuación? Pues se echa el aceite en la sartén, y cuando está un poco caliente, se echa el ajo. Se deja freir un ratito, más o menos hasta que se empieza a poner marrón. Ojo: marrón, no negro petroleo. Que eso es para otro tipo de platos.

Y ahora viene la parte difícil. En teoría, hay que echar el arroz en la sartén, y darle un par de vueltas para que vaya absorbiendo el aceite. Parece fácil, ¿verdad?

Pues no.

No sé si hice algo mal, o me faltó decisión al echar el arroz en la sartén, pero cuando eché el primer montoncito de arroz, aquello fue la guerra. El arroz empezó a saltar por todas partes. Era como la escena del vestíbulo de "Matrix", pero con arroz. Tardé un par de segundos en reaccionar, observando con asombro cómo mi cocina se llenaba de arroz por todos los sitios, y corrí a echar el arroz que quedaba en la pota. Una vez cubierta toda la sartén, volvió la calma y pude seguir. Pero que les sirva mi experiencia como advertencia: usen máscara de soldador y delantal cuando echen el arroz a la sartén. Y no duden, leñe: se echa todo el arroz rápidamente, que si no, luego pasa lo que pasa.

Tras las dos vueltas de rigor al arroz (en las que aprovecharemos para, sin querer, echar más arroz fuera de la sartén y dejar nuestra cocina peor de lo que estaba), se coge el huevo batido y se echa por encima. Y luego, a dar más vueltas, hasta que quede bien mezclado con el arroz. Si teníamos más cosas que echarle, seguramente también sea éste el momento.

En la receta que les pongo ahí arriba dice que hay que echar algo de salsa de soja a la mezcla. No lo hice, porque quería probar primero cómo sabía "al natural" antes de echarle algo tan fuerte como la salsa de soja, pero sí que se lo eché luego en el plato. No queda mal, la verdad (aunque a mí me gusta la salsa de soja, así que mi opinión es subjetiva). La próxima vez haré como dicen en la receta. Supongo que, además del sabor, eso le dará un cierto colorcillo al arroz que lo hará más apetecible.

El resultado fue sabroso, y me lo apunto para otra vez. El tiempo total para hacer todo fueron unos 45 minutos, y eso contando que tuve que dejar el arroz bastante tiempo porque había echado más cantidad de la que uso cuando cocino para mí solo. Yo creo que un día normal podría hacerse en media hora, desde que se pone el agua a hervir hasta que se come.

He ahí mi odisea culinaria de hoy. Agradezco comentarios y sugerencias. Especialmente, para no volver a dejar la cocina con aspecto de campo de minas de la primera guerra mundial.

Que buena

Que buena, la verdad es senciila la receta pero la manera como la explica la hece mas interesante, tendras otras recetas asi de divertidas? vale espero que si.

Lusi M.

¡Me encantó!

¡Me encantó la receta! Me asusté un poco con los ingredientes, pero suerte que seguí leyendo! Así que no soy la única que empieza a cocinar a las 3 de la tarde! jajaja Enhorabuena por el blog!

Más brillante que el arroz del mismo nombre

Me alegro de haber descubierto esta página por dos motivos: para comprobar que, por desastre que sea uno en la cocina, siempre hay alguien peor; y también por haber pasado un buen rato leyendo esta receta. No puedo esperar a que cocines un pato confitado o algo parecido. Enhorabuena por el blog!!!

=)

=)

La receta más graciosa que he leído

Jajaja, no sabes cuánto me he reído leyendo la receta! muy bueno... eso es cocinar con alegría, y hombre después de haberte comido el chocolate al principio no es para menos!!! Un cocinillas que iba a hacer arroz con huevos...

Jajaja, estaba pensando qué

Jajaja, estaba pensando qué hacer para comer y he dado con tu blog. Muy bueno, un saludo.

Ni se si leerás esto,

Ni se si leerás esto, porque veo que lo escribiste hace ya algún tiempo ( por no decir más de un año !!) Pero buscando por google ( coincidencia ??) algo fácil y rápido que hacer para comer, salió tu receta elegida... y mira por dande la voy a hacer.... yo no comeré chocolate... ni manzana... pero espero que salga igual de buena !!! jajajajaja

Un saludo... si llegas a leerlo !!

Rosa MCM

Pues sí, leeré

Aunque con retraso, porque reviso la cola de aprobación de comentarios de pascuas en ramos :-)

¡Qué cachondo!

Estaba alucinando un poco con lo del chocolate y las manzanas, porque yo buscaba algo sencillo y cuando leí eso pensé: "ya estamos con las paranoias". Pero luego me hizo mucha gracia cuando era para comerse, como la manzana.

Ahora dudo de si hacer arroz frito con huevos o arroz con huevos fritos que también lo he visto por ahí. Aunque supongo que no llegaré a hacer nada porque seguro que se me pasa el arroz redondo, por torpe y principiante.

David.

Pues estaba yo pensando en

Pues estaba yo pensando en qué hacerme de cena, y me has dado la idea...

Voy a hacer mi propia versión de arroz con huevos, sin guisantes, pero con alguna otra cosilla que se me ocurra para darle algo más de encanto. :-)

¡Ya te contaré qué tal me sale!

Antonio

¿Escurriste bien el arroz?

Supongo que para que no salte, habrá que escurrir bien el arroz durante un tiempo para que vaya poca agua a la sartén, que el agua y el aceite se llevan a matar.
En el sengundo enlace no le gustan la salsa: "Adding soy sauce is really a bastardisation". Ah, me parece genial lo del chocolate, ya me extrañaba que fuese para el arroz :-P

Buena Receta

Gracias por la recomendación. Receta muy rápida y muy buena.

jaja tb estoy en esas

bskando por google encontrando recetas ya que mi nevera no esta muy llena ke digamos soretodo si tus padres salen fuera de la ciudad y te dejan solo xD

saludos y buena idea.