Un bodrio sin fin

He acabado de leer Un mundo sin fin, de Ken Follet. La afamada secuela a Los pilares de la tierra. Estaba hasta las narices del libro. Me alegro de haberlo acabado.

El libro presenta a unos personajes en los primeros capítulos y luego los acompaña a lo largo de su vida, narrando lo que les sucede. De fondo, la Peste Negra y la Guerra de los Cien Años. Cerca de 1200 páginas llenas de intrigas, sexo, muerte, sangre y lágrimas.

Se podría simplificar el argumento diciendo que al principio del libro se presentan a los buenos y a los malos, que más o menos ya vas viendo de qué palo van, y al final cada uno tiene su merecido. Por el medio, hay algunos personajes nuevos que no tienen demasiada importancia, y los personajes principales se lían entre sí como si fuera "Sensación de vivir". También lloran sin parar: perdí la cuenta de las veces que leí la expresión "ojos arrasados en lágrimas". Cuéntenlas por mí si leen el libro.

El libro se me hizo demasiado largo porque no le vi un rumbo claro. En una historia partes de una situación estable que, por cualquier razón, se desequilibra. Neo descubre lo que es Matrix, Connor Rooney mata a McGovern y el hijo de Sullivan lo ve (Camino de Perdición), una gripe mortal llamada Captain Trips mata al 90% de la población mundial (The Stand), Frodo hereda el anillo de su tío Bilbo, R2-D2 aparece en la granja de humedad del tío de Luke Skywalker con un mensaje secreto ... ese mazazo que destroza el status quo es lo que te hace seguir leyendo. ¿Cómo afectará a los personajes? ¿Cómo se resolverá esa tensión? ¿Cómo se llegará otra vez al equilibrio?

En "Un mundo sin fin" no hay algo tan claro como eso. Está más o menos claro cómo empieza todo, pero más que mazazo es un golpecito. Después de 1200 páginas, cuando descubres cuál era el gran secreto que llevaba oculto casi cuarenta años ves que ya no tiene importancia. Acaba siendo sólo una baza menor en uno de los "arcos argumentales" del libro.

Hay desengaños amorosos, violaciones, infidelidades, hijos ilegítimos, amores no correspondidos ... y sexo, mucho sexo. No me había dado cuenta hasta que me lo mencionaron, y luego me di cuenta de que no había capítulo sin algo de carnaza.

A veces parece que el argumento avanza, y que ya se dirige hacia algún sitio, y de repente pasa algo más o menos predecible que retrasa otras 100 páginas más el desenlace. Pasé la última mitad del libro pensando que la historia había sido estirada más allá de lo razonable. El libro está muy bien escrito: a pesar de que estás deseando dejarlo, sigues leyéndolo porque no bien acaba de resolverse un lío ya está otro en marcha. No te gusta, pero no puedes dejarlo. Como una droga: sabes que es mala, pero estás enganchado.

Y luego están los parecidos razonables con "Los pilares de la tierra". El personaje principal masculino bueno que es un artesano (y que es el que tiene el objetivo de construir algo grande; en el primer libro era la catedral). El personaje principal femenino bueno, novia/esposa del anterior, mujer de carácter y voluntariosa, líder natural y buena comerciante. El noble malvado que hace la vida imposible a los personajes buenos, y que tiene un ayudante amoral y de fidelidad a prueba de bombas para ayudarle en sus fechorías. El religioso intrigante con ansias de poder que, también, se enfrenta a los personajes buenos. ¿Les gustaron esos personajes en el primer libro? Felicidades, han vuelto (son sus descendientes) en éste.

Una decepción. Un rollazo. Léanlo sólo si tienen mucho tiempo libre y nada mejor a mano.

 

Los libros y la Nube: LibraryThing.com

Hoy he creado otra instancia de mi persona en Internet: me he dado de alta en LibraryThing.com, que es un sitio web para guardar un catálogo de tus libros. Puedes mostrar el catálogo a otros usuarios del sitio, poner reviews, charlar sobre los libros y ver recomendaciones basadas en los que ya tienes. El catálogo de libros dados de alta es impresionante: 40 millones. Es casi seguro que cualquier libro que tengamos en casa también está listado en LibraryThing.

La motivación fue doble: tengo bastantes libros y espíritu de coleccionista. Me gusta la idea de tenerlos apuntados y organizados. Supongo que responde a algún desorden psicológico de tipo obsesivo-compulsivo, pero qué le voy a hacer. Sólo puedo escoger entre reprimirlo y dejarme llevar; y ya reprimimos suficientes impulsos diariamente como para añadir uno más.

La decisión de escoger un servicio online en lugar de un programa como Tellico o GCStar fue que soy un ferviente creyente en "la Nube". Seré feliz el día que pueda tener todos mis datos accesibles desde cualquier ordenador. Me encanta iGoogle y, aunque uso GMail como una cuenta IMAP, no descarto dar el salto al interfaz web un día de éstos.

Hay gente que se preocupa mucho por qué pasará con sus datos cuando dejen de estar en su ordenador y estén en los de una gran empresa de Internet. A mí no me preocupa demasiado. Mis datos no son tan interesantes como para que alguien cotilee; y si algún día lo son, ya me preocuparé. Ahora me preocupa más tener que usar subversion para sincronizar cosas entre el portátil y el ordenador de sobremesa (sobre todo cuando me olvido de hacer un commit), y no tenerlas disponibles fácilmente si me hace falta mirar algo desde el trabajo. O tener que configurar el mismo programa varias veces, según el ordenador en el que esté. Me hago viejo para esas cosas.

Así que, como les decía, ahora tengo usuario en LibraryThing. Iré poniendo libros poco a poco. Podré hacerlo desde cualquier ordenador de casa o algún día desde el trabajo, si de repente me acuerdo de un libro que tengo y siento la imperiosa necesidad de apuntarlo en ese mismo momento. Me gusta ver otros libros que pueden gustarme cada vez que selecciono uno que ya tengo. Me gusta ver la opinión de otra gente sobre libros que he leído, tanto para bien como para mal.

Me gusta la Nube.

"xouba.net" recuperado

Por fin he recuperado el dominio "xouba.net". Lo había cogido como "regalo" al poner Ya.com, hace ya ... 7 años. Caray. Cómo pasa el tiempo.

El caso es que durante bastante tiempo colgué ahí mi música, hasta que un día, por descuido y un poco de desidia, el dominio caducó. No me importó mucho porque lo tenía bastante desorganizado y ya había pensado en "aparcarlo" hasta que tuviera algo mejor. Además, el dominio no era mío (como retrincos.net), sino de Ya.com. Me lo alquilaban, por decirlo así. Pensé que al caducar, y pasar uno o dos meses, podría volver a registrarlo. Tampoco es un dominio tan importante como para que eso fuera un problema.

Cuál fue mi sorpresa cuando vi que el dominio había sido renovado automáticamente (no por Ya.com, sino por un registrar aleatorio). Expiró en febrero de este año, y hoy, por casualidad, se me ocurrió mirar si estaba libre. Y como lo estaba, rápidamente lo compré para que nadie me lo vuelva a pisar.

Supongo que cuando tenga tiempo y ganas volveré a subir la música que tenía antes (si no la he borrado sin querer; crucen los dedos). Puede que incluso haga algo que se parezca más a una página web y menos a las prácticas de un cursillo de informática.

 

¿Quién teme a la Ubuntu feroz?

Mucha gente del mundo Debian dice que Ubuntu va a acabar con la distribución. Que la corrompe, que la prostituye, etc etc. Pero no es así. De hecho, estos días he visto una noticia que significa más bien lo contrario: Google publica una preview de Chrome para Linux, y las distribuciones soportadas son ... Ubuntu y Debian. ¿Dónde están Red Hat y Suse? ¿Y las otras distribuciones basadas en Debian (Xandros, por ejemplo, famosa por venir con los Eee PC)?

Me parece que el soporte de Chrome para Debian es un efecto colateral del soporte de Ubuntu. Ubuntu es tan popular que no puede ser ignorada. Y Debian, como mamá de Ubuntu, se beneficia.

A todos los que les guste Debian debería gustarles Ubuntu. Es el triunfo de la filosofía Debian, envuelta para regalo. Es la prueba fehaciente de que los cimientos de la distribución están tan bien hechos que pueden soportar una distribución para servidor y una distribución para escritorio que haga más viable eso de "dominar el mundo" que dijo Linus hace tanto tiempo.

Así que si tenemos Google Chrome para Debian, es gracias a Ubuntu. Y si permitir a los "debianitas" usar el latest and greatest software es la forma en la que Ubuntu va a acabar con Debian ... no sé. Se me ocurren peores formas de morir.

 

Más música

Reciclo el título de la historia anterior para el de hoy. Les presento las últimas novedades en el mundo retrinqueiro-musical.

Worrisome Heart, de Melody Gardot. No conocía a la chica ésta, y no sabía lo que me estaba perdiendo. Melody Gardot es una cantante de jazz, muy del estilo de Diana Krall (pero sin piano). Sé que decir que Diana Krall canta jazz hará rechinar los dientes a más de uno, pero es más rápido que empezar a pegar etiquetas hasta encontrar una combinación que defina exactamente el tipo de música al que me refiero. Es jazz nocturno y sensual, seductor. No susurra, pero casi.

Stromata, de Charlotte Martin. Pop conducido por la voz y el piano de esta cantante, parecido a Tori Amos pero sin tantos gorgoritos. Cortes destacados: Stromata y Keep me in your pocket.

Rise, de Samantha James. House, dance y chill out con una preciosa voz. Todo muy accesible y (en general) bailable. Música de poner a todo trapo en el coche un sábado por la noche cuando vas a salir con tus amigos.

Y de momento es todo. Un día de éstos me apuntaré a last.fm, que es donde descubrí (mientras no era de pago) a esas artistas. El precio es bastante adecuado (unos 30€ al mes), y cuando lo probé me gustó mucho. Uno de mis mayores placeres es descubrir un artista que me guste y no conociera previamente, y con last.fm (y antes, Radio Paradise) me pasó a menudo.

 

Syndicate content