Música

Música, grupos, etc.

Cantautoras pop anglosajonas

Últimamente estoy descubriendo mucha música nueva gracias a last.fm. Soy un orgulloso suscriptor de pago: 3€ al mes me parece poco para todo el beneficio que obtengo.

Hay canciones que me parecen muy buenas, y que parece mentira que nadie más las conozca. Casi todas canciones pertenece al género que yo llamaría "cantautoras pop anglosajonas": chicas más bien jóvenes, que hacen canciones pop sobre amores y desdichas, tocan la guitarra o el piano, y son británicas o americanas. Es un poco embarazoso reconocerlo, porque mis amigos me tienen por heavy. Pero algún día había que salir del armario (musical).

También estoy escuchando el Devil without a cause de Kid Rock (famoso por la canción Bawitdaba y por haber estado casado con Pamela Anderson), el God has a plan for us all de Angtoria y Back into your system de Saliva. No piensen que me he echado a perder del todo.

En resumen: que aquí les pongo una lista de canciones que he escuchado recientemente, de artistas no conocidos aquí (que yo sepa; a lo mejor sí que lo son y soy yo el despistado), y que merecen la pena, con enlace a video en Youtube o similar. El orden es arbitrario, según me voy acordando.

  • Nerina Pallot, Alien (video)
  • A Fine Frenzy, Rangers (video)
  • Sara Bareilles, One sweet love (sólo audio); aunque conocerán más otra, Love song (video)
  • Michelle Branch, Find your way back (sólo audio)
  • Charlotte Martin, Limits of our love (sólo audio)

Sólo cinco, para que no tengan excusa y puedan escucharlas sin perder mucho tiempo. Espero acertar y descubrirles algo nuevo que les guste. Que es de lo que va la vida, al final.

Más música

Reciclo el título de la historia anterior para el de hoy. Les presento las últimas novedades en el mundo retrinqueiro-musical.

Worrisome Heart, de Melody Gardot. No conocía a la chica ésta, y no sabía lo que me estaba perdiendo. Melody Gardot es una cantante de jazz, muy del estilo de Diana Krall (pero sin piano). Sé que decir que Diana Krall canta jazz hará rechinar los dientes a más de uno, pero es más rápido que empezar a pegar etiquetas hasta encontrar una combinación que defina exactamente el tipo de música al que me refiero. Es jazz nocturno y sensual, seductor. No susurra, pero casi.

Stromata, de Charlotte Martin. Pop conducido por la voz y el piano de esta cantante, parecido a Tori Amos pero sin tantos gorgoritos. Cortes destacados: Stromata y Keep me in your pocket.

Rise, de Samantha James. House, dance y chill out con una preciosa voz. Todo muy accesible y (en general) bailable. Música de poner a todo trapo en el coche un sábado por la noche cuando vas a salir con tus amigos.

Y de momento es todo. Un día de éstos me apuntaré a last.fm, que es donde descubrí (mientras no era de pago) a esas artistas. El precio es bastante adecuado (unos 30€ al mes), y cuando lo probé me gustó mucho. Uno de mis mayores placeres es descubrir un artista que me guste y no conociera previamente, y con last.fm (y antes, Radio Paradise) me pasó a menudo.

 

"A tribute to Joni Mitchell"

Supongo que el nombre no les sonará mucho, porque hace un tiempo a mí tampoco lo hacía. Era uno de esos nombres enterrado en la bruma de los sesenta y setenta, una más de las muchas cantantes de folk-rock de la época, aburrida y pseudo-hippy como todas.

Pero no.

Los datos biográficos los pueden ver en la Wikipedia y no los repetiré aquí. El resumen rápido: es una cantante canadiense que tuvo su momento de gloria en los sesenta y setenta (en eso no me equivocaba en mis anteriores intuiciones), con muchas canciones que al parecer son muy famosas en los USA y Canadá pero que aquí posiblemente no nos suenen en absoluto. Su estilo se caracteriza por una voz con un registro muy amplio, desde tonos de vieja puta parisina cascada por el tabaco y el alcohol a hippy jovencita y colocada cantando en falsete. No piensen que lo digo como algo malo. Es que me salen los símiles así de mal.

Su música es sobre todo acústica, voz y guitarra, a veces piano (también tocado por ella). Técnicamente, su estilo a la guitarra es especial: usaba muchas afinaciones alternativas, e incluso desarrolló una notación particular para ellas.

A tribute to Joni Mitchell es un álbum de versiones de canciones de la susodicha, interpretadas por nombres tan conocidos como Prince, Elvis Costello, Björk o Annie Lennox. Las canciones originales eran folk-rock puro y duro, pero las versiones las transportan al reino del pop. Intencionado o no, el resultado sirve de aproximación al mundo de Joni Mitchell. Es fácil que gusten las canciones del álbum tributo y no las originales, porque eso es lo que pasa con las versiones sobre todo cuando no se conoce primero la original. Aún así, el álbum es bueno por sí mismo, homenajes aparte.

Las mejores versiones del disco son las que parecen una canción propia de quien las hace. El ejemplo más claro es A case of you, la versión de Prince. También Ladies of the Canyon, la versión de Annie Lennox, es personalísima y, en mi opinión, mejor que la original. Son las dos muy accesibles, perfectamente escuchables por oídos no "entrenados" en el duro arte de aguantar música pretenciosa pero horrible con cara seria y falsa sonrisa de entendido. Vamos, que las pueden escuchar sin esperarse nada experimental ni elevado: son pop muy corriente pero de calidad.

Hay una versión que no pertenece al álbum pero que yo también incluiría: la que la difunta Eva Cassidy hizo de Woodstock. Creo que en Wikipedia está la historia de esta canción, que en breve es la siguiente: cuando el gran acontecimiento de Woodstock, en el 68, el agente de Joni Mitchell le dijo que no merecía la pena ir, que no iba a ser demasiado importante. Una gran prueba de por qué uno siempre debe hacer lo que cree correcto a pesar de que los "entendidos" digan lo contrario. Joni vio todo lo que fue Woodstock en la televisión, llorando de rabia y tristeza por no estar allí, y compuso la canción como consuelo. La versión de Eva Cassidy (álbum Time after time) es todavía más acústica que la original, y cuenta con la bellísima y angelical voz que la caracteriza. Recomendada al 150%.

Por si les interesa seguir mirando, pueden ver más información sobre el disco y escuchar una preview de las canciones en la página de Amazon sobre el disco.

Una razón más para que no te gusten los 40 Principales

Recuerdo que cuando tenía trece y catorce años escuchaba "Los 40 Principales" a todas horas. Coincidió con la época en que The Queen sacó The Miracle y (aunque no se lo crean) Joe Satriani llegó a número uno con Summer Song (del LP The Extremist). Quiero creer que fue por eso que estaba enganchado a la emisora, aunque siendo sinceros lo más probable es que a esa edad me valiera casi cualquier tipo de música. Uno que era joven e impresionable.

Desde aquella he dejado esos "malos hábitos", pero como los 40 Principales bombardean casi cualquier televisor de cualquier bar a casi cualquier hora, es inevitable darse de narices (o de oídos) con ellos de vez en cuando. Y he aquí que un día, por casualidad, escuché en uno de esos televisores cuarentaprincipalizados una canción que me gustaba: "They call my name", de "The Tin Things".

Hice lo que cualquiera haría en mi situación: al llegar a casa, busqué más información sobre el grupo y alguna "canción de muestra" para bajarme (legalmente, claro). Pero nada: según Google, el grupo no tenía página web. Sólo encontré alguna referencia vaga en algún weblog y página de letras de canciones. Muy extraño.

Para no enrollarme, al final descubrí el misterio de la "no existencia" del grupo: no son "The Tin Things", sino The Ting Tings; y la canción no es "They call my name", sino That's not my name. Casi lo mismo, vaya.

Llegados a este punto, se me ocurrían dos posibilidades. La primera era que la gente que trabaja en los 40 sea estúpida y/o ignorante, y metieran la pata al rotular la canción. Es la posibilidad más tentadora: siempre gusta pensar que otra persona es idiota. Da como un cierto regustillo culpable, ¿verdad?

La otra posibilidad es que lo hubieran hecho aposta. ¿Por qué? Bueno, para entenderlo hay que ser un poco paranoico y malévolo (rasgos ambos que me caracterizan). Si sólo puedo encontrar los ficticios "The Tin Things" en los 40, estoy "obligado" a escuchar la emisora si quiero escuchar su música. Son el único proveedor de ese tipo de música, dicho de otra forma. Y por otro lado, poniendo un nombre falso se aseguran de que cualquiera que vaya a las redes P2P a buscar la música del grupo para descargarla no la encuentre (y no lo digo por experiencia).

Ya les dije que hacía falta ser paranoico.

Pero bueno. Como se suele decir, "no atribuyas a la maldad lo que puedes atribuir a la ignorancia". La teoría más simple y plausible es que alguien tenía una resaca del copón (o mucho sentido del humor) y se equivocó al poner el nombre del grupo y el nombre de la canción. Tiene tela, equivocarse en ambas cosas, pero como dijo Einstein: "hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana".

Stellamara

Bajo el nombre Stellamara se esconde un grupo de música étnica, o "new age", o "world music", o como quieran llamarle, que ayer descubrí en Magnatune.

El resumen de su música, hecho en el laconismo típico de Jacobo, podría ser: música con tambor marcando el ritmo y una chica cantando "aaaah, aaaah" con voz etérea (Jacobo lo haría mejor, que conste). Recuerda a cosas tipo Lorena McKennit o lo más "new age" de Sarah McLachlan (como el bonus track Blue, cover de una canción de Joni Mitchell; y con esto acabo una de las frases con más tags de las que he escrito). Ustedes tendrán sus propias referencias, éstas son las mías.

Su página en Magnatune es el mejor punto de entrada para conocer su música. Como primer track para hacerse una idea, Immrama. Es el mejor del LP Star of the Sea, que pueden escuchar entero desde Magnatune. Yo lo uso con Amarok, que ya viene "magnatunizado" de serie. Si no les gusta esa canción, posiblemente no les guste nada más del LP. Pero si les gusta, escuchen el resto y ya me contarán.

Syndicate content